Autopistas en la carretera de la vida...

carretera.jpg

Qué fácil es pasar de la alegría al llanto, de un instante de profunda felicidad a un precipicio en caída libre… ¿De qué depende mantenernos en el límite que demarca un estado de paz inquebrantable? ¿Qué hace posible que esa armonía no se rompa en mil pedazos y tengamos que recogerla, como trozos de cristal de una copa que se nos cae de las manos? Las emociones son como autopistas en una carretera. Cuando vas a alta velocidad y te cambias de pista, debes tomar precauciones de no desviarte del camino. Somos humanos, y el vaivén de las emociones son el ancla que nos recuerda que vivimos en un mundo de dualidad. Sin embargo, si nos aliamos con él, aprenderemos a cambiarnos de pista sin obstáculos, sin boicotearnos nosotros mismos, porque mantendremos el norte definido sin dudar del camino… Es el juego de la vida, es el aprender a equilibrar nuestro andar en el camino que recorremos...

Y el equilibrio se encuentra en el amor profundo y sincero que descubrimos que tenemos a la vida...

Este texto tiene derechos de autor © Copyright: Todos los derechos reservados.

Las imagenes son extraídas de buena fe, desde internet. Por lo cual, si el autor de la imagen tuviera derechos de autor prohibiendo su utilización, sólo con solicitarlo, será retirada de inmediato.

|

Comentarios

-------10 de mayo 2013----------


roberto angel merlo


ME GUSTÓ. Excelente reflexión. cada autopista o camino se nos abren y debemos elegir uno u otro. Esas elecciones inconscientemente nos llevan al lugar donde estamos parados.


Un saludo cordial,


ROBER

Responder

-----------------

roberto angel merlo

Responder

Las emociones no estan lejos ni separadas de nuestra biologia, psicología y espiritualidad, por eso comprender estos niveles en totalidad cuesta, tendemos a separar...

El equilibrio es un todo cuando nos vemos así superamos lo complejo que en principio podemos ver de la vida.

Gracias Lorena

-----------------

By Maru

Responder

Bella reflexión y bella imagen,sólo agrego que las carreteras son infinitas, y que aún así no necesitamos recorrerlas todas, pues nuestro destino ya está en nosotros mismos. Un abrazo y mis saludos.-

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar